Páginas vistas en total

domingo, 5 de abril de 2015

25 DÍAS EN LOS BALCANES. DÍA 25. TRILJ - GRABOVAC. 290 kms

DÍA 25. TRILJ - GRABOVAC. 290 kms

Recorrido por zonas planas mayoritariamente, aparentemente con escaso atractivo, y con el objetivo siempre en mente de llegar a Grabovac antes de que cayera la noche.

A poco de salir de Trilj ya estaba entre los charcos y el barro, encajado entre campos de cultivo y un terraplén de protección (supongo) contra las crecidas del río Cetina.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

Lo pasé mal entre el fango deslizante y sufrí hasta que me encaramé al terraplén y pude rodar en seco entre las margaritas.



Más adelante tocó rodar entre hierbas altas

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

disfrutando siempre de la verde campiña de la Dalmacia interior.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 864)Imagen

Siguieron más sendas fáciles por suaves colinas,

Zoom in (real dimensions: 1024 x 494)Imagen

y alguna rampa más entretenida, pero totalmente asequible para una moto con maletas.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 747)Imagen

Poco antes del lago Peruca la ruta me llevaba por este camino aparentemente recto.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

Yo quería atajar hasta Bitelic, la aldea del fondo, pero el camino se fue asilvestrando, aparecieron muros derruidos y también alguna destartalada barricada. Tuve que meterme varias veces campo a través para sortear dichos obstáculos, y fue entonces cuando recordé que estaba en un país donde no son raros los campos minados...

Salí del lío indemne y fui a darme de bruces con un monumento a los caídos en una guerra más antigua. Otro mausoleo decrépito.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

Seguí mi rumbo siempre hacia el oeste por las llanuras adyacentes al Dinara, el pico más alto de toda Croacia.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

Hasta que fui a reunirme otra vez más con la memoria de los muertos en la antiquísima iglesia prerrománica de San Salvador en Cetina.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 562)Imagen

Y del camposanto, por la vía napoleónica que recorre Dalmacia, hasta las ruinas de este molino sobre el río Krka.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

Había que bajar a verlo, ¿no?
Zoom in (real dimensions: 1024 x 463)Imagen

Zoom in (real dimensions: 1024 x 638)Imagen

Más bucólico imposible. Quise bañarme, pero las aguas del Krka bajaban heladas. Al menos la pausa me sirvió para recordar los buenos momentos pasados aquella mañana por senderos inesperados.

Por la tarde me entraron las prisas. Tenía prevista una ruta interesante por las riberas del río Zrmanja pero me vi obligado a abreviar y tomar más asfalto del deseado para llegar a Grabovac antes de que anocheciera totalmente.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 752)Imagen

En cualquier caso, esta última jornada resultó más animada de lo esperado y me di por satisfecho con el entretenimiento matutino en los senderos.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 578)Imagen

Finalmente, tras 25 días en moto, estaba (sólo) medianamente saciado de nuevas aventuras en el camino. Personas, paisajes, averías, minas, lagos, ruinas, cimas, talleres, cervezas, historias, playas, nieves, refugios, puentes, auxilio.... demasiadas emociones: tendré que volver.


FIN



miércoles, 18 de marzo de 2015

25 DÍAS EN LOS BALCANES - DÍA 24. DUBROVNIK - TRILJ. 300 kms

DÍA 24. DUBROVNIK - TRILJ. 300 kms

Fue una decisión magnífica quedarme a descansar en Dubrovnik todo un día , porque estuvo lloviendo a mares ininterrumpidamente. Aproveché el parón para escribirle a Marija, la gerente del cámping de Grabovac donde había dejado aparcado el coche hacía ya casi un mes, y anunciarle mi inminente llegada en menos de 24 horas. Recordaba que me había enviado un mail algo alarmada cuando estaba todavía por Grecia.

Querido Ignacio: dejaste el coche en nuestro cámping. ¿Cuándo piensas volver a recogerlo? Creía que volverías en un par de días a por él y ya han pasado más de dos semanas. Me pregunto dónde estarás.
Marija.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Querida Marija: creo que debe tratarse de una confusión. Dije que tardaría "por lo menos dos semanas", no "dos días". Ya estoy volviendo a casa, ando por las montañas del norte de Grecia, no me queda casi nada hasta Croacia :lol:. Para final de mes calculo que estaré ahí. Siento las molestias.
Ignacio


Se portaron de maravilla conmigo. A pesar del malentendido cuando llegué al cámping me recibieron con una sonrisa y además me cobraron una miseria por guardarme coche y remolque casi un mes entero.

Pero no adelantemos acontecimientos. De momento había planeado una plácida penúltima jornada de viaje a lo largo de la costa de Dalmacia. Daba pena marcharse de Dubrovnik, especialmente aquella espléndida mañana post-lluvia torrencial.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 797)Imagen

Demasiado tarde, ahora que me iba, gracias a un letrero junto a la carretera, por fin aprendí la correcta pronunciación de mi cerveza croata favorita.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 768)Imagen

En fin, pensé, nunca es tarde para ampliar mi reducidísimo léxico serbo-croata. Y con estas meditaciones nostálgicas ahora que el viaje se aproximaba a su fin pasé la mañana, con la mirada perdida en los numerosos canales que forma el Adriático entre una infinidad de islas.


Imagen
Zoom in (real dimensions: 1024 x 560)




La costa dálmata es preciosa, salta a la vista. Lástima que las playas suelan ser de guijarros, !qué daño!

A pesar del creciente turismo todavía quedan unos pocos rincones desiertos donde no llega nadie y puedes rodar en soledad con un paisaje de fondo siempre espléndido.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 672)Imagen

A lo sumo te encontrarás con alguno de los sempiternos VW que, inevitablemente, te aguardan siempre en un recodo del camino.

Zoom in (real dimensions: 1024 x 981)Imagen

Por la tarde preferí alejarme un poco de la costa y circular por caminillos siempre en paralelo a la carretera principal. Se notaba que empezaba la operación salida y las vías normales estaban en plena ebullición. Cometí el error de acercarme a Omis para ver el desfiladero que forma allí el río Cetina y huí espantado de la aglomeración turística que hallé. Retrocedí hacia el interior, más concretamente hasta las silenciosas ruinas del catillo de Nutjak sobre el Cetina.

Zoom in (real dimensions: 860 x 1024)Imagen

Y como el día no daba para más, me detuve en Trilj para pasar la última noche del viaje. Por fin se iba a acabar eso de hacer y deshacer el equipaje cada noche y cada mañana.